Guerra Ucrania-Rusia: Moscú impone penas más duras a quienes se nieguen a combatir

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció una movilización parcial para, según dijo, proteger la soberanía y la integridad territorial del país, así como para garantizar la seguridad de los ciudadanos de los territorios ucranianos ocupados.

Por otra parte, los legisladores rusos aprobaron un proyecto de ley que endurecería el castigo por los delitos cometidos durante la guerra, incluida la deserción, la insubordinación y la evasión del servicio militar.

Introduciría penas de prisión más duras por deserción, evasión del servicio “simulando enfermedad” e insubordinación. También convierte la entrega voluntaria en un delito punible con hasta 10 años tras las rejas.

El saqueo sería punible con una pena de prisión de hasta seis años, según el comunicado de la Duma del Estado. El proyecto también introdujo penas de prisión por no suministrar armas al ejército según lo prescrito en los contratos estatales.

Igor Strelkov, un ex oficial de inteligencia ruso, que ha estado argumentando que Rusia no puede ganar la guerra sin movilizarse, escribió en Telegram que la legislación y los anuncios de referendos muestran que “no hay duda, se están sentando bases legales muy apresuradamente para una movilización parcial”.

Se supone que el Kremlin solo llamará a quienes tengan experiencia militar y tengan menos de 50 años. “Por motivos de salud”, se librarán los reservistas con más de 50 años, según ha explicado Andrei Gurulev, miembro del Comité de Defensa de la Duma.

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Guerra Ucrania-Rusia: Moscú impone penas más duras a quienes se nieguen a combatir"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.