El mal tiempo afecta la calidad de los granos

La campaña de cosecha gruesa 2016 se ha presentado totalmente atípica, con excesivas lluvias, alta humedad, anegamientos de lotes y caminos. Ante esa situación se ha complicado notablemente la cosecha y en muchos casos se ha visto afectada la calidad del grano aún antes de la cosecha.

Rubén Roskopf, especialista del INTA Pergamino, dijo que “tenemos que tener en cuenta que el almacenamiento de grano húmedo y dañado es riesgoso y si no se cambia su condición en cuanto a humedad la pérdida es inminente». En caso de que el productor quiera almacenar su propia cosecha, el asegura que se debe tener en cuenta que normalmente los aireadores están diseñados para enfriar el grano y no para secarlos.

«Al enfriar el grano un caudal típico utilizado es de una cantidad de aire de 0,1 cm3 por tonelada y por minuto. Pero si queremos secar el grano, las necesidades son al menos 10 veces mayor en cuanto a cantidad de aire; y con 40 veces más de tiempo necesario», refirió.

Con esos datos Roskopf estima que si el productor quiere realizar estas prácticas debería agregar a los aireadores un quemador para poder calentar el aire y de esa manera bajar la humedad relativa. Y a eso deberá sumar un correcto monitoreo de la calidad del grano dentro del silo.

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "El mal tiempo afecta la calidad de los granos"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.