Mitos y verdades sobre la carga de las baterías

Sobre las baterías de los aparatos electrónicos como smartphones, tabletas o similares existen los mitos más diversos. Algunas aclaraciones sobre los más locos y los que contienen algo de verdad:

El celular puede explotar si se deja toda la noche cargando

Las historias sobre las baterías que explotan vienen de la época en la que eran de níquel cadmio. En las de litio, que se usan en los smartphones y laptops actuales, esto queda totalmente excluido. Los mecanismos de protección dentro de la célula y del cargador evitan la sobrecarga. Si la batería funciona correctamente, se deja de cargar una vez que está llena o si aumenta demasiado la temperatura.

Antes de cargarla, la batería debería agotarse por completo

Esto era verdad… antes. Las baterías de níquel cadmio sufrían lo que se llamaba efecto memoria. Si no se descargaban por completo, podía ocurrir que bajara su rendimiento porque memorizaban cuánta energía se consumía entre los diferentes ciclos de carga. Con las baterías actuales ya no ocurre.

Hay que cargar el celular nuevo por primera vez cuando se le agote la batería

En principio es correcto, porque los primeros ciclos de carga son los más críticos con el litio. Pero precisamente por eso esos ciclos se realizan aún en la fábrica. Además, para la vida útil de la batería es más bien negativo que la batería pase siempre de totalmente vacía a llena. Estos ciclos profundos recortan la vida útil. Lo óptimo son los ciclos de 20 a 70 por ciento de carga, es decir que el nivel no baje del 20% y cargar hasta el 70%.

La batería dura más puesta sobre una estufa

Todo lo contrario. Las baterías es mejor tenerlas en sitios frescos. Diez grados de aumento de temperatura duplican la velocidad de envejecimiento. Se recomienda guardarlas -bien empaquetadas- en el freezer cuando no se usen. Por ejemplo, las de la notebook si ésta se usa fundamentalmente como computadora de escritorio y está siempre enchufada. Lo mejor es que no estén descargadas del todo para guardarlas, sino con un 20 por ciento de carga más o menos. Así duran más. Antes de volver a cargarse, sin embargo, debe estar a temperatura ambiente.

Si guardás la batería, lo mejor es descargarla por completo

Esto es cierto para baterías de plomo para automóviles y motos, pero no con las de litio. Una batería de litio envejece más rápido si está completamente cargada. Sin embargo, tampoco hay que guardarlas completamente descargadas.

Hablar por teléfono a la vez que se carga lo daña

No hay ningún problema, los smartphones y notebooks están hechos para poder funcionar mientras se cargan. A diferencia de la tecnología más antigua, las nuevas interrumpen el proceso de carga y luego lo retoman.

 

Fuente: La Nación

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Mitos y verdades sobre la carga de las baterías"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.