Boudou presentaba facturas truchas para justificar viáticos

 

Amado Boudou, vicepresidente de la Nación durante al gestión de Cristina Fernández de Kirchner, presentó facturas truchas para justificar viáticos durante sus viajes a encuentros y cumbres como ministro de Economía.

Durante un viaje a París en el año 2011, en el que participó de la Cumbre del G-20, el entonces Ministro de Economía se hospedó en el Hotel Bel Ami, por lo que luego emitió una factura falsa con el número 83.167, por 9395 euros, según revelan documentos a los que accedió el diario La Nación.

El exvicepresidente de la Nación utilizó esta maniobra durante sus viajes a París. Entre otras cosas, «infló» el pago a interpretes en más de un 400 por ciento

El exvicepresidente también presentó facturas falsas por los servicios de dos traductores en ese mismo viaje a la capital francesa. Según consta en la «declaración jurada de rendición de viáticos», que se tramitó a partir del 12 de abril de 2011, Boudou pagó a dos traductores 3800 euros, pero presentó recibos por 9700.

Además, unos meses antes, en 2010, Boudou había viajado a Francia para participar de un encuentro con el Club de París y se alojó en el mismo hotel. En esa visita, el entonces funcionario gastó total de 19.937 euros, reflejado en la factura número 88.636 y pagado en efectivo, algo prohibido en el país galo para ese monto tan alto.

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Boudou presentaba facturas truchas para justificar viáticos"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.