Leonardo Fariña pidió más protección para ampliar su declaración

Quiere que lo saquen de la cárcel de Ezeiza y lo trasladen a una sede de Gendarmería. Ayer se supo que ante el juez habría comprometido al segundo de De Vido y a un socio de Máximo.

Mientras el juez Casanello y su equipo aún trabajan a destajo para procesar la montaña de información y documentos que Leonardo Fariña desplegó en su copiosa declaración indagatoria del viernes, el ex cerebro financiero del grupo Báez espera que su incorporación al plan oficial de testigos protegidos tenga una primera consecuencia inmediata: su traslado desde la cárcel de Ezeiza a la sede de la Gendarmería, donde Fariña cree que va a estar más seguro y protegido.

Fuentes cercanas al “valijero” admitieron a este diario que ese traslado es clave para que Fariña siga colaborando con más información para esclarecer la dimensión, nombres, montos y detalles de la “ruta del dinero K”. Desde la madrugada del sábado, cuando terminó el primer capítulo de su declaración, Fariña fue alojado en una celda de castigo del penal de Ezeiza, único modo de mantenerlo aislado como su seguridad lo requiere.

En el entorno del ex marido de Karina Jelinek cuentan que Fariña tiene lista la documentación para divulgar la existencia de otros cuatro testaferros de Kirchner, que operaban el dinero negro de la corrupción utilizando las mismas vías y mecanismos que usaba Báez. “Pero si no lo trasladan se quedará callado. Hasta ahora lo cuidaban otros presos, pero Leo ya cruzó una línea desde la que es imposible volver: los datos y documentos que entregó alcanzan para complicar mucho a varios ex funcionarios kirchneristas”.

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Leonardo Fariña pidió más protección para ampliar su declaración"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.