Finalmente la Policía desalojó el predio de Guernica

Más de 4.000 efectivos de las fuerzas especiales bajo la dirección del ministro de Seguridad Sergio Berni, iniciaron esta madrugada el operativo del desalojo de la toma de Guernica, después de las intensas negociaciones que encabezó el Gobierno provincial para lograr una salida pacífica al conflicto y ante el rechazo de la Justicia a un nuevo pedido de prórroga.

Algunas de las personas presentes en el predio resistían tirando piedras y botellas, y se sospechaba de infiltrados más violentos, mientras que otras familias ya dejaron el lugar y hubo algunos detenidos. El cuerpo de Infantería con los equipos tácticos de la Policía, realizaron distintas formaciones para avanzar en bloque sobre los manifestantes. A su paso, los efectivos van derribando las casillas que fueron montadas en el predio de Presidente Perón. Algunas fueron quemadas por las propias personas que están en el lugar y otras por los efectivos.

La Provincia solicitó ayer una nueva postergación del desalojo para el lunes 2 de noviembre. El temor era que las lluvias complicaran el operativo frente a un terreno pantanoso donde precarias casillas de chapa y madera y carpas están montadas sobre barro.

Ese fue el argumento que esgrimió Berni ante la Justicia, pero el juez de Garantías número 8 de Cañuelas, Martín Miguel Rizzo, resolvió que a más tardar el predio debía estar liberado este viernes.

Previa llegada de los efectivos, antes del amanecer, uno de los vecinos de la toma que se encontraban rodeando una fogata mediante la cual se calefaccionaban para paliar el frio de la madrugada, manifestó que si las fuerzas de seguridad llegaban al lugar abandonaría el predio con su familia, pero alertó que “seguramente haya gente que resista”. “Vivimos acá, ¿Qué vamos a hacer, a dónde vamos a parar?”, se preguntó.

“Yo alquilaba en Guernica y me echaron porque no podía pagar más, necesito una solución para mis dos chiquitos”, expresó entre lágrimas en diálogo con C5N. “Iré a vivir a una plaza, no encuentro una solución”, lamentó.

Del desalojo participan más de 4.000 policías de la mayoría de las reparticiones, entre ellos los grupos especiales, como Halcón y La Dirección Unidades Tácticas Operaciones Inmediatas (UTOI); policías de Infantería; 50 motos “bitripuladas”; negociadores; integrantes del escuadrón antibombas; ambulancias, médicos y enfermeros.

Por su parte, los movimientos de izquierda que avalan la usurpación prometieron resistir y desde las cinco de la mañana realizaron un “abrazo a la toma”. A la par, a modo de protesta anunciaron piquetes en el Puente Pueyrredón, 9 de Julio y Corrientes, en la Autopista Buenos Aires – La Plata “y en todo el país”. (DIB) MCH

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Finalmente la Policía desalojó el predio de Guernica"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.