Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia y denunció un golpe de estado

Evo Morales anunció la renuncia a la presidencia de Bolivia luego de más de trece años al frente de la gobernación del país. “Acá ha habido un golpe cívico, político y policial”, consideró el dirigente.

Casi en cadena, también renunciaron su vicepresidente, Álvaro García Linear, la presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra, tercera en la línea de sucesión como la cabeza de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

Ante el inminente vacío de poder, la senadora Jeanine Añez, segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, afirmó que ella asumiría la presidencia en la línea de sucesión constitucional.

Según el artículo 93 de la Constitución de Bolivia, “en caso de impedimento o ausencia temporal del presidente de la República, antes o después de su proclamación, lo reemplazará el Vicepresidente y, a falta de Éste y en forma sucesiva, el Presidente del Senado, el de la Cámara de Diputados o el de la Corte Suprema de Justicia”.

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia y denunció un golpe de estado"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.