Un joven fue condenado a pagar $ 60.000 por haber realizado amenazas de bomba en escuelas

La Justicia de Morón determinó que un joven que efectuó varias amenazas de bomba a escuelas de la zona, tendrá que pagar 60 mil pesos, además de realizar tareas comunitarias y entregar al Estado una computadora y un celular de alta gama.

La medida apunta a prevenir nuevas intimidaciones y solventar los costos que representaron los operativos anti-explosivos que desplegó el Municipio que superaron el medio millón de pesos.

La decisión fue tomada por la Jueza Graciela Angriman a cargo del Juzgado en lo Correccional Nº 5, en una causa caratulada “Intimidación pública reiterada en tres oportunidades”. En efecto, la magistrada suspendió el proceso a prueba que recaía sobre el imputado, bajo condición de que abone 60 mil pesos en concepto de perjuicios, realice labores en un club barrial, y otorgue al Estado un teléfono móvil y una laptop importados.

También, deberá ponerse a disposición de las autoridades de los colegios afectados, a fines de realizar cualquier tipo de tarea que le sea solicitada “en función de los hechos perpetrados”. De esta manera, si no comete un nuevo delito y cumple con todas las reglas de conducta establecidas, podrá ser beneficiado con la extinción de la acción penal. Caso contrario, será llevado a juicio.

En el distrito las acciones se realizan desde el Centro de Operaciones y Monitoreo local (COM), que supervisa el trabajo conjuntos de los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana municipal y los efectivos de la Provincia con la meta de asegurar la integridad de los estudiantes y docentes.

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Un joven fue condenado a pagar $ 60.000 por haber realizado amenazas de bomba en escuelas"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.