Los depósitos en plazo fijo crecieron 23% en dos meses

Las altas tasas de interés que el Banco Central paga a los bancos se derramaron sobre el tradicional plazo fijo y desde comienzos de septiembre, el total de pesos colocados en este instrumento se incrementó un 23% en términos nominales y se encuentra en su mayor nivel del año. según publicó La Nación.

Con tasas de interés por debajo de la inflación durante años, el plazo fijo fue una mala inversión ante los ojos de los analistas, que recomendaban otras alternativas como el dólar, las Lebac o las Letes. Sin embargo, el escenario cambió con el nuevo plan del BCRA y su plan de limitar el crecimiento de la base monetaria.

Para retirar pesos de circulación y cumplir con el objetivo de un crecimiento nulo de la base monetaria hasta junio de 2019, el Banco Central retira pesos con Leliq, que pueden ser adquiridas únicamente por los bancos y ofrecen una tasa de interés superior al 71%. Con ese retorno atractivo, los bancos salen a buscar más pesos al mercado y, para atraer a sus clientes, suben también la remuneración de sus plazos fijos en pesos.

Ese es el factor que explica que el retorno de los plazos fijos a 30 días en promedio, según el registro diario que elabora el BCRA, pasó de 35,4% a principios de septiembre al 48,48% actual -hay entidades que ofrecen más del 55%-, con una inflación proyectada para los próximos 12 meses en el 32,9%, según el último Reporte de Expectativas del Mercado del BCRA.

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Los depósitos en plazo fijo crecieron 23% en dos meses"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.