Ya está en órbita un nuevo satélite argentino

El quinto satélite científico de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, el Saocom 1A, ya fue puesto en órbita por un lanzador Falcon 9 de la empresa SpaceX. Doce minutos después de la partida, el satélite se separó del lanzador y ese evento automáticamente disparó el despliegue de los paneles solares de 12 metros cuadrados.

Tres minutos más tarde, se liberó la antena. Nueve horas después, se procederá a la operación más delicada, el despliegue de los siete paneles, que no es automático, sino comandado desde la base terrena de Córdoba y durará 12 horas durante las cuales se va corroborando que esté todo en orden.

Desde sus primeros instantes en órbita, el satélite está comunicado con las estaciones terrenas de Córdoba, Svalbard, Malindi (en Kenia) y Tolhuin, en Tierra del Fuego. Esta última tendrá su bautismo con esta misión.

“A las 24 horas de lanzado, se habrán pasado las pruebas más difíciles”, explicó Josefina Peres, encargada del diseño y desarrollo del radar que lleva el Saocom 1A. De aquí en más, el instrumento deberá calibrarse durante varios meses antes de que se puedan distribuir imágenes.

Con tres toneladas de peso, es el más complejo y ambicioso que se haya construido en el país. Desarrollado a lo largo de más de una década por todo el sistema científico y tecnológico local (se calcula que intervinieron unos 600 científicos e ingenieros en su diseño e integración), lo distingue su radar de 10 metros por 3,5 metros, que trabaja en la banda L, penetra hasta dos metros en el suelo y puede “ver” de día y de noche, y aunque esté nublado.

Fuente: La Nación

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Ya está en órbita un nuevo satélite argentino"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.