La Provincia busca reducir su planta de personal mediante retiros voluntarios

El Gobierno bonaerense dispuso abrir un registro de retiros voluntarios, con el objetivo de reducir el plantel de personal. La medida, que en principio regirá por seis meses, incluirá a empleados de la planta permanente pero no alcanzará a la Policía ni a los agentes del Servicio Penitenciario.

Respecto de los docentes, el borrador del decreto al que tuvo acceso establece que el director general de Educación podrá adherir a esta decisión oficial, por lo que se estima que terminará rigiendo también para los integrantes del área educativa.

La Provincia cuenta con cerca de 380 mil docentes y unos 290 mil agentes policiales, penitenciarios, administrativos y personal de Salud. Apenas asumido, el gobierno de Cambiemos habló de una planta “sobredimensionada” de personal.

La decisión de abrir retiros voluntarios en la Provincia significa de parte de la gobernadora María Eugenia Vidal adherir a una medida nacional que dictó hace poco más de un mes el gobierno de Mauricio Macri.

Si bien la medida no obliga a los trabajadores a retirarse, apunta a reducir la planta de empleados públicos. Y se enmarca en el proceso de reducción de gastos en el que está embarcado el gobierno nacional.

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "La Provincia busca reducir su planta de personal mediante retiros voluntarios"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.