Argentina aprobó un nuevo maíz transgénico de Monsanto

El Ministerio de Agroindustria liberó la comercialización y siembra de una nueva semilla de maíz modificada de la multinacional Monsanto, que acumula varios eventos transgénicos.

Este maíz ofrece resistencia a insectos lepidópteros y coleópteros, y además tiene tolerancia al herbicida glifosato. La aprobación se dio a través de la Resolución 19/2018 firmada por el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison.

El maíz, que será comercializado en el país bajo la marca Dekalb, atravesó los tres filtros que pone el Estado para la aprobación de nuevos cultivos modificados.

En primer término, la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (Conabia) dictaminó que “los riesgos de bioseguridad derivados de la liberación de los mencionados maíces GM al agroecosistema, en cultivo a gran escala, no son significativamente diferentes de los inherentes al cultivo de maíz no GM”.

El Senasa, por su lado, evaluó que “el evento acumulado de maíz evaluado es sustancialmente equivalente a su contraparte convencional, por lo tanto, tan seguro y no menos nutritivo que el maíz convencional.”

Finalmente, en el análisis comercial realizado por el propio Ministerio de Agroindustria, a través de la Subsecretaría de Mercados Agroindustriales, se consideró que este maíz modificado “va a proporcionar una nueva herramienta para aumentar la eficiencia de manejo del cultivo”, ya que
ofrece en conjunto resistencia a un amplio espectro de plagas y al herbicida más utilizado para el control de malezas.

En materia comercial, la aprobación de este maíz tampoco parece ofrecer riesgos, ya que según la evaluación oficial “sólo queda pendiente la aprobación del MON-87411-9 en Vietnam e Indonesia”, donde tienen fecha estimada de aprobación antes de 2020.

Fuente: Noticias Agropecuarias

Comentarios

comentarios

Se el primero en comentar en "Argentina aprobó un nuevo maíz transgénico de Monsanto"

Deja tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.